Claves

7 Razones por las que las webs religiosas son relevantes para la evangelización

Publicado el

A veces, parafraseamos el lenguaje del mundo empresarial y venimos a decir, en términos de evangelización, que “tenemos el mejor producto pero lo vendemos mal”.

Salvando las distancias con el mundo corporativo y sus intereses, lo cierto es que la esencia de la frase es bastante aplicable a un buen número de inercias apostólicas del presente.

El caso de las páginas web religiosas, y sobretodo las de las parroquias y cofradías, es paradigmático.

La mayor parte de las webs religiosas están muy descuidadas, tanto en términos de estética como de usabilidad, para el múltiple perfil de destinatario al que van dirigidas.

En otro apartado hablaremos sobre qué características deben reunir las webs de nuestras comunidades para cumplir con fidelidad su propósito, pero, de momento, vamos a exponer las razones por las que tener una web “como dios manda” es apostólicamente trascendental:

1.- “La primera impresión es la que queda”. Pues eso. Muchas personas que visiten por vez primera tu parroquia o comunidad querrán saber algo de ella antes de visitarla. Si la imagen es ñoña o desfasada, ésta puede confirmar los prejuicios que sobre la Iglesia y la Fe tengan al respecto las personas de las periferias. No tener una web atractiva implica que desapareces de uno de los campos más importantes hoy día para las nuevas generaciones: la estética. La estética bien entendida puede ser un buen camino para la ética, o mejor, para la trascendencia.

Lo visual es un lenguaje más del ser humano. En definitiva, si desprecias el lenguaje visual, eliminas un canal de comunicación de aquellos a quienes quieres evangelizar lo que no deja de ser un contrasentido.

Lo visual juega un papel importante con respecto a las vías de acceso a la persona. Es decir, la imagen constituye un factor importante para abrir los sentidos de los evangelizandos porque produce expectativa. Si sorpendes con la imagen normalmente generas una apertura más profunda para que tu destinatario pueda recibir el contenido de verdadero interés. Recuerda, abrir los sentidos no es una mera opinión nuestra es una forma de aplicar el evangelio del sordo.

Tener una web bien diseñada equivale a hacer un gran regalo soprendiendo desde el mismo momento en que se abre el envoltorio.

2.- La web parroquial y comunitaria es un vehículo de unión que puede expresar muy bien la Vida Nueva que se ofrece al feligrés o visitante ocasional. A la comunidad le gusta compartir la vida que se despliega. La web ofrece, en este sentido, un escaparate único y sirve también para llevar a cabo el ideal evangélico de visibilizar el Reino de Dios como una ciudad en lo alto de un Monte. Si la web no se cuida no servirá para este fin.

3.- Relacionado con lo anterior, la web puede resultar un medio idóneo para evangelizar de forma directa o indirecta pues, si está bien hecha, los miembros de la comunidad podrán apoyarse en ella para difundir actividades, contenidos, imágenes interpeladoras… Y también lo será en otro sentido, las personas que buscan con discreción, los Nicodemos del Evangelio, que acuden de noche a ver al Maestro, encuentran en el ciber espacio un medio idóneo para dar pasos en respuesta a su sed. Si les servimos una buena web puede que no solo encuentren respuestas parciales que les den luz, también cabe la posibilidad de que den un paso más. En este sentido, la web desempeña una función apostólica pasiva – activa: es pasiva porque no sale al encuentro de nadie en concreto pero es activa porque establece las condiciones para ser encontrada y deseada.

4.- La web parroquial puede ser un medio tecnológico formativo. Hoy día las tecnologías web han puesto a nuestro alcance sistemas que por un escaso coste permiten implementar contenidos educativos sistemáticos, recurrentes, ocasionales de todo tipo; desde podcasts; a newsletters; artículos de blog; vídeos.. etc.

5.- La web parroquial puede ser expresión del sentido de pertenencia de sus miembros. En ella se ven representados y proyectados, lo que incrementa su sentir eclesial y su sentido de familia. ¡Mirad cómo se aman!; la luz sobre el celemín.

6.- No es baladí reseñar que los laicos creyentes “de etiqueta”, hoy día, necesitan que lleguen a ellos de distintas formas pues las nuevas generaciones no responden a esquemas tradicionales de comunicación directa. Al futuro feligrés prácticamente hay que cortejarlo más que atenderlo. La web, bien empleada, es una manera más de darle a conocer su propia parroquia; de romper su desinterés; de quebrar su percepción de monotonía y preconceptos.

7.- Finalmente, la web parroquial bien cuidada, con imágenes bien elegidas, mensajes bien configurados y situados, contribuye a mostrar el verdadero y nuevo rostro de Iglesia.

En la Iglesia se habla mucho de Internet como el sexto continente a evangelizar. Este continente, como tal, tiene unas reglas propias que son dinámicas y las va construyendo la globalidad; si no estamos atentos a qué factores determinan el éxito o fracaso de estar en Internet no estamos “discerniendo el signo de los tiempos” y la Iglesia, en ese aspecto, tendrá difícil superar la barrera de entrada para demostrar que es “experta en humanidad” pues no está yendo a buscar a las ovejas como éstas necesitan ser rastreadas.

Esta importancia que le damos a una web actual, cuidada y usable puede parecer exagerada pero los propios hechos confirman que tendemos a confiar en las cosas y personas que reúnen esas cualidades que se dan por básicas. No reunirlas es la diferencia entre ser tenido en cuenta o ser abandonado muchas veces. Todos buscamos en Internet proveedores de servicios para cubrir necesidades concretas y normalmente solemos escoger aquel que nos transmite una mayor confianza; esta confianza nos la evoca la manera en cómo se presenta en el espacio online. Para un oferente la diferencia entre conseguir clientes online o no hacerlo puede estar simplemente en la manera en cómo se presenta. En la Iglesia pasa otro tanto, no se puede dar por supuesto que no hay que cuidar el envoltorio.

Recuerda, tu web no solo es tu tarjeta de visita, puede ser la rama a la que se suban muchos Zaqueos.

En otro artículo comentaremos algunas experiencias de buen y mal diseño parroquial.

Si te parece que esta reflexión puede ayudar a una evangelización más actual, comparte. Gracias.