Ideas para evangelizar aprovechando el día de los enamorados [Actualizado al miércoles de ceniza]

Se acerca la secular fiesta del día de los enamorados. El 14 de febrero.

¿Y qué relación tiene esta jornada con la evengelización?. Una oportunidad para evangelizar y evangelizarnos.

Estar enamorado es una fase necesaria pero primaria de una relación afectiva en pareja. Quedarse en esa fase es como tomar solamente el primer testigo de una carrera de relevos.

Que se promueva tanto su celebración en el mundo no es casual, sino que hay una finalidad comercial e ideológica. La primera explota el anhelo de un estado emocional idealizado convirtiendo una fase del proyecto de pareja en la falsa meta del camino casi como si lo demás no fuera lo más relevante en realidad y la segunda busca mantener a las personas en un estado de infantilización.

Sin embargo, frente al vértigo del enamoramiento, está el éxtasis de tomar conciencia de que se es dado al otro y el otro se nos es dado y que dicha unión, a su vez, es un don de Dios. Aquí es donde tenemos que aprovechar los cristianos para ayudar a trascender el momento.

Como decía San Ignacio, que entrando con la suya nos salgamos con la nuestra y juguemos entonces con las palabras y aprovechemos la ocasión en nuestro favor como una buena llave de judo (arte marcial basada en usar la fuerza de la contraparte en favor de uno).

Del Día de los Enamorados al día de los En-Amor-Dados

Podemos hacer un buen aporte al mundo secular si aprovechamos la campaña de cupido para mostrar al mundo, pero sobretodo a los bautizados, que el noviazgo y el matrimonio tienen un recorrido mucho más maravilloso si no permanece en estado de infantilización y que, tomando la vida en serio, podemos descubir o redescubrir que más importante que estar enamorado lo será el descubrir el amor como algo que se da y que se recibe como don y que si no, no es amor.

Propongo, por tanto, que hagamos de ese día un día para evangelizar o neoevangelizar. Podemos ir ampliando sugerencias pero aquí van algunas:

1.-En la liturgia

Que ese día se haga un rito en la misa o al terminar ésta que permita a los matrimonios renovar el sentido de su vínculo y tomar conciencia de que es una alianza  basada en una Alianza previa. Por ejemplo, se podría hacer algo así:

Permanecen en pié los matrimonios que quieran renovar su sí al amor. Los matrimonios X e Y entregan una _____ (flor…) a cada matrimonio de la Iglesia como símbolo de esta renovación, junto con la oración escrita que se ve a leer después.

Una vez se ha entregado la flor a los matrimonios, todos leen la Oración de los esposos:

  • Haz de nuestro hogar un sitio de tu amor.
  • Que no haya injuria, porque tú nos das comprensión.
  • Que no haya amargura, porque tú nos bendices.
  • Que no haya egoísmo, porque tú nos alimentas.
  • Que no haya rencor, porque tú nos das perdón.
  • Que no haya abandono, porque tú estás con nosotros.
  • Que sepamos marchar hacia ti en nuestro diario vivir.
  • Que cada mañana amanezca un día más de entrega y sacrificio.
  • Que cada noche nos encuentre con más amor de esposos.
  • Haz, Señor, de nuestros hijos, lo que tú anhelas: ayúdanos a educarles y orientarles por tu camino.
  • Que nos esforcemos en el consuelo mutuo.
  • Que hagamos del amor un motivo ara amarte más.
  • Que demos lo mejor de nosotros para ser felices en el hogar.
  • Que cuando amanezca el día de ir a tu encuentro, nos concedas el hallarnos unidos.

Aunque sería precioso valerse de  Primera carta de San Pablo a los Corintios 13:4-14:5 y hacer alguna variación.

2.- En las redes sociales

Hacer campaña por el hashtag #EnAmorDados

3.- Oración comunitaria

Una oracion guiada en la capilla (En su caso ante el Santísimo) que gire en torno a percibir que se ha de ser consciente de que hemos recibido y recibimos primero el Amor de Dios para poder ser en-amor-dados y, a partir de ahí, tomar conciencia de estar dado para el otro y el otro para mí.

4.- Creyentes en camino

Para los bautizados en camino – los que forman parte de grupos o son creyentes con un camino consciente – proponerles en las misas o grupos o en asambleas que ese día cambien los regalos materiales por los regalos no-materiales como escribirle una carta al cónyuge o compartir lo que uno siente que recibe del otro, por ejemplo.

La nueva evangelización se dirige a los bautizados que tienen adormecida su fe. Una manifestación de ello suele ser lo fácilmente que se dejan llevar por estos ritos convencionales. Una forma de evangelizar puede ser ayudarles a aprovechar esto para caer en la cuenta más profundamente e incitarles a hacer pequeñas opciones como el regalo no-material o reducir ese día a la participación de una celebración comunitaria o un diálogo sincero, para que vayan entrando en la dinámica de que quien es fiel en lo pequeño es también fiel en lo mucho etc.

6.- Propuesta musical

Aunque puede que ya sea más un grupo para veteranos que para millenials, hay una canción poco conocida de U2 que se llama “Luminous Times”, tiempos luminosos, en cuya última estrofa dice algo muy interpelador: I love because I need to, no because I need You, es decir, te amo porque lo necesito – amar – no porque te necesite. Creo que enlaza bastante bien con el juego enamorado – enamordado, pues plantea la idea de ver al otro como objeto de mi darme no como objeto de mi satisfacción (cosificación). En el trasfondo de esta canción quizá late el pensamiento de Erich Fromm cuando, en el “Arte de Amar”, dice “El amor infantil sigue el principio: “Amo porque me aman”. El amor maduro obedece al principio: “Me aman porque amo”. El amor inmaduro dice: “Te amo porque te necesito”. El amor maduro dice: “Te necesito porque te amo”.

¿Qué otras ideas se os ocurre poner en práctica?. Si os parece bien, podéis compartirlas por twitter con el hastag #EnAmorDados o a https://twitter.com/evangeliza_

Si se nos ocurren nuevas iniciativas las iremos publicando en este post también.

[Actualización 2018/02/06] Este año el día 14 de febrero coincide con el miércoles de ceniza lo que representa una oportunidad y una limitación a la vez pues, al fin y al cabo, el comienzo de la Cuaresma es el que debe marcar nuestro ritmo espiritual y no una festividad secular.

Quizá se pueda aprovechar la celebración para “aterrizar” en las relaciones de pareja. Quizá se podría unir una cosa con la otra. Por ejemplo, el miércoles de ceniza es el momento ideal para tomar conciencia de que solo somos en tanto en cuanto “nos-dejamos-ser” si se nos permite el palabro. Es decir, partimos de ser polvo y eso seremos y todo lo que vivimos mientras tanto es don. Desde ese tomar conciencia de vivirnos como don, al mismo tiempo tomamos conciencia de que el otro es uno esos dones y que, como tal, se nos ha regalado pero también se nos ha enviado a ser don para el otro.

El miércoles de ceniza, con esa potente simbología del polvo de la tierra nos lleva también al juego de las palabras: la tierra como humus y del humus, la humildad, es decir, humildad viene del latín “humilitas” y esta viene de la raíz humus que significa “tierra“.

La humildad es andar en verdad como decía la santa y es la Verdad la que nos libera para darnos al otro. Para ser en-amor-dados. Tal vez la cuaresma sea un momento ideal para silenciar todo aquello que nos impide darnos al otro como Dios nos ha amado primero a cada uno.

[Actualización 2018/02/26) No conocía esta iniciativa de la Diócesis de Alcalá de Henares dirigida a matrimonios, novios o personas en proceso de separación, divorcio o nulidad, que me ha hecho mucha ilusión descubrir pese a que ya lleva 6 años: